Grupo de estudio sobre shibari occidental contemporáneo

Tiempos de reclusión, perfectos para recapacitar e intentar dotar de contenido a lo que hasta ahora hemos hecho como inercia, como emulación. El shibari es también occidental y contemporáneo.

El grupo de estudio nace como idea alternativa a los “talleres” y las “jams” de “shibari”, una línea agotada solo dedicada a la repetición hasta la náusea de patrones y comportamientos vacíos. Un rewind hacia el principio, hacia el origen, para descubrir nuevos caminos, nuevas formas de utilizar una herramienta que sabemos profunda, infinita.

Esta edición quiere enfocarse en la relación que, intuimos, tiene el shibari con otras disciplinas. Campos de exploración sensorial y sensual, estados modificados de conciencia, procesos de introversión curativa, caminos alternativos para las relaciones íntimas.

Nos convocamos para trabajar juntos en un proceso de investigación colectivo, con nuestra necesidad de saber que a la vez es la oferta de enseñar, cada una lo que tiene y entre todas complementar una visión colectiva y un vocabulario común.

Cada día, un proyecto

Cada sesión es un proyecto dirigido por uno de nosotras. Con una duración de 3 h. Sobre un tema muy concreto.
La primera hora es la exposición y prácticas de las técnicas necesarias para la investigación. No es necesaria una ponencia completa y elaborada, es más interesante que se exponga el campo de trabajo y se estimule a los participantes a proponer alternativas y a solucionar los huecos y dudas de la propuesta.
La segunda hora es trabajo de cada participante con su partner(s)*.
La tercera parte será la puesta en común, conversaciones y prácticas colectivas.
Cuanto más enfocada, sintética, sencilla, limitada sea la propuesta, más avanzaremos en alejarnos del ruido del shibari.

Sería interesante documentar las sesiones para su consulta posterior (grabacion de audio, video, imágenes). Plantear un futuro de transmisión on-line de las sesiones… ?

*partners – Cada participante necesitará como mínimo a una persona más para el trabajo en el grupo y el intervalo de prácticas entre sesiones. (EDIT) en tiempos de COVID el grupo se reduce a un máximo de 6 participantes.

La técnica no es importante, pero hay que practicar.

Espaciaremos las sesiones para que en el intervalo* podamos reafirmarnos en las técnicas manuales que se requieran, que han de ser lo más reducidas posible.
Intentaremos la máxima creatividad para alejarnos de las herramientas, materiales, costumbres establecidas. Adaptarnos a las intenciones y posibilidades de cada participante.

*intervalo – Entre sesiones dejaremos un mínimo de 10 días (?).

Impulso inicial

Como proceso de orientación inicial se proponen tres sesiones dirigidas por Alberto NoShibari, después de estas sesiones, cada participante ha de responsabilizarse de la dirección de, como mínimo, una sesión propia.

  • Piel Social / Trabajo sobre la idea de la coraza caracterial de Reich
    Técnica: Estructuras básicas sobre los segmentos
    Práctica: Localizar las emociones exploradas en cada segmento
    Colectivo: Adaptación de las estructuras a cada anatomía, puesta en común de los disparadores emocionales, creación de vocabulario común
  • Estado holotrópico / Exploración sobre la idea de las matrices perinatales de Grof
    Técnica: Estructuras inductoras de trance, trabajos de respiración
    Práctica: Creación de las condiciones particulares para el trance (espacio, sonido, olores, etc)
    Colectivo: Síntesis de las distintas experiencias, vocabulario común.
  • Entrega/Rendición / Aplicación de las técnicas en una sesión terapéutica
    Técnica: Técnicas y flujo de procesos con una persona desconocida
    Práctica: Localización de límites, experimentos para la disolución de resistencias
    Colectivo: Puesta en común, planificación de futuras sesiones.