She No Shibari

Un espacio para aprender en plena libertad

She no Shibari es un curso intensivo para grupos reducidos que se desarrolla en un fin de semana.  Atar, ser atada, mirar son los temas del curso, un acercamiento a la técnica, la comunicación y la estética que hemos aprendido del SHIBARI japonés, visto desde una perspectiva occidental contemporánea.

Desde los conceptos más básicos te ayudamos e encontrar tu expresión personal, a iniciar el camino del shibari o a perfeccionarlo si ya has comenzado tu aprendizaje.

El curso se divide en tres módulos, cada uno de ellos desarrolla uno de los temas

1. Shibari es abrazar fuerte, creando sensaciones, ocupando completamente el cuerpo y la mente…

Si no sabes abrazar fuerte es difícil que ates bien. Las cuerdas solo prolongan la sensación y la extienden por todo el cuerpo. Todos los nudos, estructuras y trucos que aprendas tienen que servir para profundizar en esa idea.

Profundizamos en la idea de que, mucho más importante que lo QUE hacemos, es el COMO lo hacemos. Hay que aprender la calma y el ritmo, el sonido y el silencio, la suavidad y la fuerza, hay que facilitar a quien es atade un camino para comunicarse con nosotres.

Cada parte de nuestro cuerpo es una posibilidad de sensación, y debemos aprender a aplicar las cuerdas con conciencia de la huella que queremos dejar. Conocer la anatomía, lo que se puede y no se puede hacer, lo que se debe y no se debe hacer….

2. Shibari es respirar profundamente, crear bellas y complejas estructuras

La respiración es el camino por el que la presión de las cuerdas entra en el cuerpo y también es la vía de comunicación con quien nos ata; hay que aprender a trabajar con el aire para poder dominar las cuerdas.

La cuerda marca SU camino, sólo cuando entendemos esta idea podremos crear estructuras sin limites, desde lo simple a lo más complejo, basadas en la tradición o en la creatividad. Aprenderemos por qué y cómo las formas básicas han evolucionado, y cómo podemos adaptarlas a nuestros gustos y habilidades.

Heredando conocimientos tradicionales del hojo-jutsu, les atadores han adaptado e inventado nuevas formas que se han ido diversificando y adaptando al gusto y estilo de cada atadore. Es importante entender la base de cada familia de atados para poder apreciar y estudiar cada solución particular sin perderse en los detalles….

3. Shibari es una imagen para recordar, una escena en la que todos son protagonistas

Buscar la belleza en el trazado de las cuerdas y la posición del cuerpo, el ritmo en los movimientos, la integración en el espacio donde se desarrolla la escena, como si siempre alguien estuviera observando.

Cuando atamos no podemos NO comunicar a quien nos observa. La cadencia de nuestros movimientos, la armonía con quien recibe las cuerdas, la forma de la energía que transmitimos. El resultado puede ser algo emocionante si nos preocupamos por entender como se ve la escena que creamos.

Cada sesión es una pequeña historia que implica todos los elementos que vamos estudiando por separado. Como en una compleja coreografía debemos integrar nuestras habilidades con las cuerdas, la imagen que creamos en conjunción con la modelo, el ritmo y la modulación de los elementos de fuerza y suavidad, el sonido, la atención y respeto por quien nos observa, un pequeño universo muy difícil de controlar…

 

Espacio acogedor, nos reuniremos en un espacio cómodo e independiente, bien comunicado por transporte público. En clase siempre habrá te y algo de comer para mantener alta la energía.

Cada edición este programa se repite, profundizando progresivamente en cada tema, las alumnas van adaptando el ritmo y las prácticas en función de sus intereses y capacidades personales.

Me interesa pero…

¿Cuanto cuesta y cómo se hace la reserva?
¿Donde se hace?
¿Por qué solo alumnas?
¿Esto es un curso de SHIBARI japones?
¿Necesito modelo para las clases?
¿Que debo llevar a las clases?

¿Cuanto cuesta?

El curso consta de tres módulos de 4 horas cada uno repartidos en dos días: sábado por la mañana de 10 a 14, sábado por la tarde de 16 a 20 y domingo por la mañana de 10 a 14.

El importe del curso debes hacerlo en el momento de la reserva de tu plaza, cuando decidas inscribirte comunicalo al mail noshibarilab@gmail.com


Inscripción

120 €

 


¿Donde se hace?

Las clases se hacen en un espacio privado e independiente, equipado con los elementos adecuados para las prácticas. Está situado en una céntrica zona de Barcelona bien comunicado por metro, bus y tren. La dirección se comunica por privado únicamente a las alumnas asistentes al curso.


¿Por qué sólo alumnas?

Desde nuestra percepción, sois vosotras las verdaderamente interesadas en el SHIBARI, en hacerlo, en recibirlo, en su estética y sus sensaciones; además, no es complicado situaros en el papel de quien ata, quien es atado o quien observa la escena. Esto, unido a que el espacio disponible es reducido y sólo permite la convivencia de un máximo de cuatro asistentes, nos hace plantear la idea de un grupo en el que se puedan trabajar todos los aspectos del SHIBARI sin limitaciones. La experiencia nos advierte que es más complicado con alumnos masculinos.


¿Esto es un curso de SHIBARI japonés?

Definitivamente NO;el SHIBARI japonés, en la manera en que nosotres lo conocemos, sólo lo pueden enseñar les maestres y profesores japoneses. En este curso compartiremos nuestra experiencia durante las clases que hemos tenido el honor de asistir. Esto os servirá para el momento en que, si lo deseáis, podáis aprovechar mucho mejor las enseñanzas de los profesores nativos. Dicho esto, es importante señalar que, desde nuestra concepción del SHIBARI, la experiencia y la práctica de muchos años nos ha hecho entender que hay un camino propio que se puede explorar, complementario a la esencia original y desligado de la tradición japonesa. Este curso intentará ayudaros a entender estas extrañas contradicciones.


¿Necesito modelo para las clases?

Pues no, no hay problema en practicar los ejercicios entre las alumnas, intercambiando la situación de atar, ser atada y observar la escena.

Pensamos que esto es una ventaja importante. Podéis entender mucho más rápidamente el efecto de las técnicas, y experimentar de primera mano los problemas que implican las malas prácticas.


¿Que debo llevar a las clases?

El equipamiento para asistir a clase es muy simple, prendas cómodas que te permitan mover con libertad y no molesten a la hora de hacer las prácticas. Os aconsejo, si tenéis, un body completo de tejido ligero y ajustado de manga larga, es lo mejor para que los dedos y cuerdas no se enganchen entre los pliegues de la ropa. Como alternativa, unas mallas o leggins y una camiseta de manga larga ajustada sería también adecuado.

No hace falta tomar apuntes en las clases, por experiencia sabemos que eso retrasa el aprendizaje y lo saca de contexto, pero, si aún sabiendo eso prefieres hacerlo, no hay problema, llévate un cuaderno y algo para escribir, o mejor, ten tu móvil a mano por si necesitas grabar un vídeo de un proceso o tomar fotos de algún detalle, siempre teniendo en cuenta la privacidad de las demás asistentes al curso.

En la clase tendremos te, agua, fruta y algún dulce para mantener alta la energía, no es necesario que traigas bebidas o alimentos, solo dificultaría la organización del espacio.